El cuerpo humano es un ecosistema

El estudio de los cien billones de microorganismos que habitan en el interior del intestino está cambiando el tratamiento de las patologías gastrointestinales, las dolencias cardiovasculares e incluso trastornos como el autismo

(Publicado en el diario Público el 25/01/2012 y en colaboración con DixitCiencia)

El proyecto Genoma Humano secuenció la información genética contenida en el 10% de las células que forman el cuerpo humano. El 90 % restante no son células humanas sino un auténtico ecosistema de, más o menos, 100 billones de bacterias que habitan pacíficamente en el interior del intestino. Reciben el nombre de microbioma y son fundamentales para nuestra supervivencia. Según el doctor Francisco Guarner responsable del grupo de fisiología y fisiopatología digestiva del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) “actualmente el microbioma se considera un órgano en si mismo”.
Alteraciones en esta población de microrganismos tienen serias consecuencias para la salud. Hasta tal punto influyen en el cuerpo que pueden llegar a modificar la conducta y el desarrollo cerebral. Hay estudios que demuestran que animales de experimentación que crecen en total ausencia de bacterias tienen un desarrollo corporal deficiente, un cerebro distinto e inmaduro y su sistema inmunológico es incompleto. Lo sorprendente  “y una de las razones que justifica el considerar el microbioma como órgano” explica el científico español Guarner “es que si a estos animales se les trasplanta la flora de individuos normales, recuperan la normalidad”. Sigue leyendo

Viroterapia: virus para curar el cáncer

Los virus tienen muy mala fama y con razón, pero no todos son tan terribles. Hay algunos que tienen una propiedad como mínimo curiosa: son capaces de infectar y matar células cancerígenas sin afectar a los tejidos sanos. En otras palabras y en teoría: erradican el cáncer sin efectos secundarios. En la práctica: excelentes resultados en modelos animales y empezando ensayos clínicos en humanos. Sigue leyendo

“Despertadores” para curar el cáncer

Las células madre tienen dos características que las diferencian de todas las demás y las hacen extremadamente valiosas: la capacidad de autorrenovarse y que son pluripotentes, es decir, que pueden dar lugar a cualquier tipo de célula del organismo. Durante la última década los científicos se han dado cuenta de que estos dos procesos también ocurren en la célula cancerígena. Hoy en día se sabe que existen células madre cancerígenas y que no sólo pueden ser muy resistentes a los tratamientos de quimio y radioterapia sino las responsables del inicio de la metástasis. Sigue leyendo

De las abejas al tratamiento del cáncer

¿Hasta qué punto nuestro destino está en los genes? ¿Cuánto influye el ambiente que nos rodea en la aparición de enfermedades? ¿Qué es la metilación? ¿Qué tiene que ver el desarrollo de una abeja con el tratamiento del cáncer?

Todos los millones de millones de células de nuestro cuerpo comparten el mismo genoma.  Pero no todas son iguales: una neurona cuyo axón puede medir más de un metro es fácilmente distinguible de un glóbulo rojo. Y es que con la secuenciación del genoma humano en el 2001 se descubrieron las letras de la historia, pero no su interpretación. No todos los genes se expresan siempre ni a la vez, hay múltiples mecanismos que los regulan, entre ellos la metilación. Este proceso es puramente químico, no altera la estructura del ADN, simplemente añade a determinada parte del gen un grupo metil (CH3) y así se silencia dicho gen. La metilación es reversible y permite a la célula adaptarse a cambios ambientales despertando o durmiendo genes según la necesidad. Sigue leyendo